sábado, 25 de junio de 2016

Rodrigo Matute Torres: La reseña de un periodista cuencano

Entrevista realizada por: Boris Esteban Bernal.

Mediante la presente página del Deportivo Cuenca se procede a exponer una entrevista realizada el periodista cuencano Rodrigo Matute Torres, este sitio web tiene varios seguidores de la ciudad y es una excelente idea utilizarlo para exponer las vivencias de este profesional del periodismo cuencano.


Lleva 29 años de carrera periodística, cuenta con una vasta experiencia en medios radiales y escritos, además posee una peculiar voz que llama la atención inmediatamente. Emprendió la campaña por la puntualidad en Cuenca y se aferra a la ética como punto fuerte de la carrera periodística. Esta es una entrevista realizada a Rodrigo Matute Torres, una historia de casi tres décadas de periodismo cuencano.

La carrera periodística de Rodrigo Matute inició en 1986, en aquel tiempo ya sentía el anhelo de estar frente a un micrófono, por lo cual fue a una estación radial en Cuenca luego de haber leído en el periódico un anuncio en el cual dicha emisora requería de un locutor para radio, su expectativa era grande, pues sus amigos lo animaban al expresarle que él tenía buena voz. Aquella experiencia no fue del todo positiva, pero le dejó una gran enseñanza, acerca de la misma expresa: “Lo primero que hizo el señor de la radio fue hacerme sentar y me dio el periódico, me dijo que lea y en ese momento me di cuenta que para ser locutor no hay necesidad de tener buena voz, sino también de leer, de prepararse, terminé de leer y el señor me indicó que me iba a llamar, nunca me llamó hasta el día de hoy”.

Pero esa experiencia fue su punto de partida, posteriormente fue buscando más espacios, logró su cometido de trabajar en radio cuando llegó a ser parte de la emisora que hoy es conocida como la 9’61, trabajó un corto tiempo en dicha estación y luego dio el salto a radio Splendid, posteriormente laboró en radio Cómplice. Luego de las mencionadas experiencias radiales comenzó a desarrollar su profesión en medios escritos, pues empezó a trabajar en diario Hoy, en donde se mantuvo durante 23 años, durante esa etapa nunca abandonó la locución y en dicho periodo fue parte de radio Splendid, radio Maggica FM y radio Cómplice.

Al terminar de hablar sobre su experiencia laboral, él concluye: “Mi trayectoria ha sido más en radio que en la prensa escrita, donde estuve en el diario Hoy, actualmente estoy en el Telégrafo. A mí no me gustaba tanto escribir, pero sí me gustaba la locución. Esta siempre me fascinó, ahora ya estoy retirado desde hace 1 año, pero sigo pensando que la locución ha sido algo fuerte en mí”.

Sus ojos brillan al preguntarle sobre las anécdotas que le ha dejado su trayectoria periodística, Rodrigo menciona “hay muchas, muchísimas en las que uno se ha envuelto y desarrollado, anécdotas en las cuales uno trata de revivir”. Pero de entre todas esas escoge una, cuando trabajó en radio Bolívar conducía el programa Formalmente Informal, el mismo que alcanzó a tener gran notoriedad en la ciudad al registrar entre 200 y 250 llamadas en la hora y media de programación. Con nostalgia indica: “Era espectacular, Cuenca se conectaba con la música latinoamericana a esa hora, ese es uno de los hechos que más recuerdo en la ciudad y muchas personas no se olvidan de Formalmente Informal”.

Acerca del periodismo cuencano piensa que ese es un concepto que lo va haciendo uno mismo, que cada quien va desarrollando su propia iniciativa y va definiendo su estilo. Asimismo destaca a referentes del periodismo cuencano de los cuales ha aprendido mucho del oficio: “Yo recuerdo mucho a Jorge Calvache, un “viejo” periodista, digo viejo entre comillas y con cariño, que en paz descanse, fue un periodista que le gustaba muchísimo el deporte, de él aprendí mucho. Thalía Flores de quien aprendí muchísimo a escribir, hay periodistas como el mismo Jorge Piedra padre, que en ese tiempo salía con nosotros a reportear y nos encontrábamos en diferentes eventos. El licenciado Eugenio Lloret y Rolando Tello han sido también escuelas y partes referentes de la formación como periodista.”

Al preguntarle sobre las características que debe tener un buen periodista, con voz firme y sin dudarlo destaca a la ética, pues considera que sin esta no se podría hacer un buen periodismo, ya que sin la misma se distorsiona toda la actividad del periodista. También manifiesta con preocupación la falta de fuentes de trabajo en Cuenca para los graduados de Comunicación Social, “Cuenca no es como Quito, Cuenca no es como Guayaquil, sobre todo como Quito, en donde hay muchas oportunidades  de trabajo ya sea como relacionador público, periodista de radio, de televisión, de prensa escrita. Guayaquil la sigue, pero Cuenca no es así”.

Un emprendimiento que llama mucho la atención es la Campaña por la puntualidad en Cuenca, Rodrigo la lidera y se ha inmiscuido en una batalla moral contra la impuntualidad. “Una de las cosas que me ha inspirado en estar liderando esta campaña de puntualidad es justamente esa pérdida del valor, es decir, no ser puntual, aparte de lo que el país pierde económicamente se están perdiendo muchas cosas, se está perdiendo la amistad, el compañerismo”.

Dentro su cruzada a favor de la puntualidad ha contado con el apoyo de instituciones tales como la Universidad del Azuay, el colegio Borja, el colegio Cedfi, la Federación del Azuay y la Fiscalía. Considera que todo ese apoyo le da más valor para seguir trabajando por esta iniciativa y que va continuar con este proyecto los próximos meses, ya que la meta es que el ciudadano vaya concientizándose acerca del valor de la puntualidad.

La entrevista se cierra con uno de los temas más debatidos en el ámbito periodístico de la ciudad, la adquisición de diario El Tiempo por parte de El Telégrafo, Rodrigo se desempeña como el coordinador regional sur de El Telégrafo, al opinar sobre esta situación expone un alto grado de serenidad y expresa: “Yo opino que si un medio de comunicación es privado y está a la venta pasa a ser público, pues eso ya depende de los dueños, son ellos los que deciden, nosotros como trabajadores de un medio de comunicación estamos al servicio de un medio como es diario El Telégrafo, pero no podría conversar nada más, porque no conocemos, ni sabemos en qué condiciones fue dado este traspaso”.

5 comentarios:

  1. ;)

    Bem legal a entrevista!

    Ótima quinta!

    Beijo! ^^

    ResponderEliminar
  2. Estimado tocayo:
    Hurgando en tus otros blog, me he encontrado con esta interesante nota y me ha llamado la atención esa campaña por la puntualidad.Haría falta en Chile algo similar, porque somos muy impuntuales, lo que es un mal generalizado de difícil solución.Las consecuencias las pagamos los miembros de una minoría "irremediablemente" puntuales.

    Saludos.

    ResponderEliminar